El rap ha evolucionado en la última década: Maktbu, rapero guanajuatense

Óscar Jiménez

Guanajuato.- Ahora, el rap lo escucha cualquiera: desde los que comienzan inspirados en la improvisación de las nuevas batallas hasta los que desmenuzan las letras con un estricto enfoque social. El género, que es parte de la cultura del hip-hop, ha evolucionado en la última década, y ahora tiene en sus oyentes a personas que incluso son ajenas al resto de disciplinas.

El guanajuatense Maktbu, que forma parte de la banda Monclicks, dedicada al rap, rememora los últimos 7 años desde que comenzaron a entrelazar mezclas y letras, y concluye que la disciplina, la constancia, pero también las nuevas ‘ventanas’ han provocado que el género, como ha pasado con algunos otros, evolucione.

Ya no es la misma música de hace una década. Tampoco son las mismas plataformas de ‘muestreo’ y ni siquiera, los mismos eventos; “Nos están oyendo personas que son ajenas, y esto se debe a que se le está dando más importancia a redactar cosas que realmente dejen algo que te pueda transmitir o con lo que te puedas sentir identificado”, dice Maktbu, que junto con sus compañeros de la banda, Zekto, Bunker y Dj Chiko, coincide en que la evolución se ha visto principalmente marcada por la mejora de las letras: se apuesta porque narren algo contundente.

La banda guanajuatense también ha visto de cerca la creación de nuevos espacios para las rimas, sin embargo, también son testigos del encumbramiento de disciplinas -similares, pero no iguales- como las creadas en Batalla de Gallos y algunas otras referencias internacionales que se basan principalmente en la improvisación. Ante ello, el propio Maktbu considera que dichas expresiones ayudan a jóvenes interesados en crear a partir de la improvisación, pero que falta continuidad e interés en el verdadero ‘hueso’ del rap.

“Sirve de disciplina (Batalla de Gallos) y es parte de la música rap que ha apoyado a jóvenes que están directamente interesados en ello, pero en lo general a los músicos que se dedican a hacer discos, no les ha ayudado del todo, porque al final el público que ve las batallas sólo se queda en eso, y es muy poca la gente que se da la oportunidad de ver otros discos que son excelentes”.

URGE REGRESAR A LA TARIMA

La realidad de la música rap, al menos en Guanajuato, en los últimos meses también ha sufrido de un cambio radical: ya no se puede tocar en vivo.

Como algunas otras expresiones artísticas, la música no ha sido parte aún, de la ‘nueva normalidad’ con conciertos multitudinarios; incluso, por el momento aún no hay fecha para volver a expresar algo desde el tapanco. Ello lo sabe Maktbu, que recientemente lanzó un álbum titulado ‘Armisticio’ con 9 canciones y una duración total de 17 minutos para plataformas digitales. Así, es el único medio de expresión real por ahora.

“Ha sido un frenón en seco porque no podemos estar entre la aglomeración de personas y ha sido complicado porque hasta la fecha no sabemos hasta cuándo podamos hacer algo, y la música se complementa con ello porque si no das shows, todo se va quedando. Se necesita sacar esa energía”, dice Maktbu, que también hace música con la banda de surf, Primitivos, y que coincide en que en los últimos años, en Guanajuato se han logrado aperturar más espacios para estas expresiones musicales que hasta hace muy poco, eran mayormente estigmatizadas; “Eso ha sido mucho por la disciplina y el comportamiento de las personas que escuchan este género, porque antes era muy mal catalogado, porque siempre que había un evento de rap se decía que había quien firmaba la pared del recinto y demás, pero al final va de la mano, porque el grafiti es parte, pero tenemos que ser más conscientes con estos espacios y por ello los foros nos han abierto las puertas para poder exponerlo”.

Notas Relacionadas